Saint-Laurent © TQ/S.Deschênes

El majestuoso río Saint-Laurent

En la zona sur de Quebec cruza el Saint-Laurent, uno de los ríos más importantes y grandes del mundo y una remota vía de acceso a los Grandes Lagos, situados en el corazón del continente. Desde su exploración por Jacques Cartier en el siglo XVI, este río de larga distancia representa una verdadera fuente de vida para los quebequenses que habitan en sus orillas. 
El Saint-Laurent es amplio y acogedor, siempre ha estado presente pero en constante cambio adaptándose a la imagen de Quebec, el Saint-Laurent lo invita a descubrimientos fascinantes.

Por carretera

La carretera recorre los dos litorales del río, lo que le permite disfrutar de un camino que varía entre campestre, montañoso o salvaje; inicia desde río arriba de Montréal hasta la punta de Gaspésie o la frontera de Labrador. Vaya en automóvil, en motocicleta o en bicicleta por la carretera que recorre ambos litorales durante cientos de kilómetros. ¡Una odisea inolvidable entre el cielo, la tierra y el mar!

Manicouagan © TQ/M. Loiselle
Train léger de Charlevoix

El río y las carreteras
A lo largo del río hay muchos pueblos cuyos orígenes remontan a la época colonial. Cinco circuitos ribereños le permiten explorar la mayor parte de su curso: Chemin du Roy, Route de la Nouvelle-France, Route du Fleuve, Route des Baleines y Route des Navigateurs. Puertos para pescar, pueblos rurales, ciudades industriales o aldeas para vacacionar, cada una de las localidades que cruzan, tienen un rico patrimonio cultural y natural.
El tren ligero de Charlevoix va directamente a lo largo del río entre Québec, Baie-Saint-Paul y La Malbaie. El tren de Via Rail con trayecto Montréal-Gaspé conecta las ciudades ribereñas de Montmagny hasta Mont-Joli por más de 250 km.

Parc national de Forillon, Gaspésie © TQ/H. Wittenborn

El río de los parques
Parques nacionales fascinantes se encuentran a orillas del río Saint-Laurent: Le Bic, Forillon, Miguasha y el Archipel-de-Mingan. Con sus magnas paredes rocosas, las costas del fiordo Saguenay se integran a un parque nacional muy popular por los amantes del aire libre. El parque marino Saguenay–Saint-Laurent 
protege a más de 1,100 km2 de fauna acuática en el cruce de estos dos ríos. Cerca de Québec, el área nacional de vida silvestre Cap-Tourmente es una de las principales escalas migratorias para los gansos de nieve. 

La Sirena de niebla
Varios faros todavía marcan la costa de Saint-Laurent, incluyendo los de Pointe-des-Monts en la costa norte (Côte-Nord) y Pointe-au-Père en la costa del sur. Aproveche sus paradas para visitar uno de los museos que relatan el patrimonio marítimo. Entre ellos: el sitio histórico marítimo de Pointe-au-Père, los museos marinos de Charlevoix y el faro de Matane.
 

El puente de Québec (1917) y el puente Victoria en Montréal (1859) fueron considerados como obras maestras de ingeniería en la época de su construcción. 

Sobre las olas

El enorme placer que se dan los inmensos cruceros es el gusto de regresar y recorrer el Saint-Laurent, ya que Quebec visto desde el río es una experiencia absolutamente maravillosa, con una intensidad incomparable. Embarque y déjese seducir por los panoramas que cambian constantemente.

Québec © TQ/ CroisieresAML
Manicouagan © TQ/M. Loiselle

Bienvenido a bordo
El río, su estuario y su golfo son tres mundos en uno sólo: ¡tiene de donde escoger! En las carreteras costeras, deje el volante para tomar uno de los transbordadores que conectan las dos orillas del río Saint-Laurent, o haga una visita guiada por las islas. Montréal y la Ciudad de Québec le ofrecen paseos por el puerto, cenas en cruceros o románticos paseos nocturnos en barco con vista a la ciudad y a los fuegos pirotécnicos. 

Disfrute de la presencia en el Saint-Laurent de una docena de especies de ballenas, desde las belugas hasta las grandes orcas. Puede vivir la experiencia de cerca, ya sea en lancha o en un barco recreacional. Dentro de un medio ambiente preservado y bien protegidos por el parque marino Saguenay–Saint-Laurent, estos mamíferos presentan espectáculos impresionantes y muchas veces acrobáticos para sus admiradores. 

Îles-de-la-Madeleine © TQ/A. Quenneville

El viento costeño
El Saint-Laurent está perfectamente diseñado ya sea para navegar tranquilamente, para los veleros y para los kayaks. A lo largo de la costa encontrará operadores que organizan salidas guiadas en kayak de mar. Si usted cuenta con suficiente experiencia, se puede aventurar en las rutas azules (routes bleues) del sendero marítimo del Saint-Laurent: ¡pasar unas cuantas horas o unos días rompiendo las olas lo llenarán de pura vidal! Otras operadoras ofrecen buceo a lo largo de la costa. 

Durante el invierno, el río es un lugar de actividades inusuales. ¿Se imagina pescando sobre el hielo en el lago Saint-Pierre o en el fiordo Saguenay? También puede asistir a una carrera de canoas de hielo durante el Carnaval de Invierno de Québec. Aquí, el placer no se enfría por el clima. ¡Es todo lo contrario!

El cruce del río entre Québec y Levis dura solamente 15 minutos. ¡Entre Matane (Gaspesie) y Godbout (Duplessis) son 2 horas con 10 minutos un total de 55 km!

En las islas

Existen innumerables islas y archipiélagos entre Montréal, Anticosti y las Íles de la Madeleine. Algunas verdes otras rocosas, todas le invitan a disfrutar de su vida salvaje y las costumbres de los campesinos, marineros y pescadores que existieron o que siguen viviendo ahí. 

Chaudière-Appalaches © TQ/C. Bouchard
Réserve de parc national de l'Archipel-de-Mingan, Duplessis © TQ/P. Mastrovito

Islas en forma de rosarios
Muy cerca de Montréal está el parque nacional Îles de Boucherville, un lugar donde se puede hacer ciclismo, kayak o esquí de fondo durante el invierno. A medio camino entre Montréal y Trois-Rivières, el archipiélago del lago Saint-Pierre es un santuario importante de aves que agrupa alrededor de una centena de islas, separadas por canales estrechos y exhuberantes, se pueden explorar por medio de un barco. 

Con vista desde Ciudad de Québec, el sitio patrimonial Îles-d’Orleans es apreciado por poetas y artesanos, además de ser famoso por sus productos locales. Más allá, la Grosse Íle lo transportará al siglo XIX, cuando los inmigrantes irlandeses estaban aislados en cuarentena después de haber dejado su tierra devastada por el hambre. Su vecina, Île aux Grues, es sede para los codiciados veraniegos que buscan tranquilidad absoluta. Más abajo, Îles aux Coudres se encuentra junto a sus molinos al pie de las montañas escarpadas de Charlevoix. Frente a Rivière-du-Loup, varias islas bonitas, incluidas las de Pot à L’eau-de-Vie, son un verdadero encanto para los amantes de la naturaleza.

Phare de Cap-des-Rosiers, Gaspésie © TQ/C. Bouchard

Descubra el golfo
Los sorprendentes monolitos del archipiélago de Mingan (Duplessis) atraen a los amantes de la naturaleza salvaje. ¡Casi tan grande como Corsica, Anticosti cuenta con menos de 300 habitantes pero con más de 100,000 venados de Virgínia! El parque nacional de la isla conserva algunos de los sitios naturales más bellos y desconocidos. En la punta de la península de Gaspésie, la isla Île Bonaventure alberga la mayor colonia de alcatraces de Norte américa y en conjunto con el famoso Roché Percé, forman parte de un parque nacional muy reconocido y que hace de la región un paraíso para los vacacionistas de cualquier tipo. Las islas Îles de la Madeleine, despliegan en el golfo sus hermosas lagunas rodeadas de playas de arena fina y sus famosos acantilados de arenisca roja. La pesca y el turismo florecen armoniosamente. Al final del invierno, puede observar sobre el hielo el emocionante espectáculo del nacimiento de las focas. 

 

El Saint-Laurent tiene varios cientos de islas e islotes de los cuales 200 se encuentran entre el lago Saint-Pierre y Sept-Îles (Duplessis) y por lo menos 325 en el único archipiélago de Hochelaga, incluyendo la isla más grande que es Montréal

Quebec marítimo

El Saint-Laurent tiene varios cientos de islas e islotes de los cuales 200 se encuentran entre el lago Saint-Pierre y Sept-Îles (Duplessis) y por lo menos 325 en el único archipiélago de Hochelaga, incluyendo la isla más grande que es Montréal

Parc national de l'Île-Bonaventure-et-du-Rocher-Percé, Gaspésie © TQ/C. Savard
Phare, Île verte, Bas-Saint-Laurent © TQ/M. Loiselle
Baleine, Manicouagan © TQ/M. Loiselle

El Saint-Laurent cuenta con cientos de islas e islotes de los cuales 200 se encuentran entre el lago Saint-Pierre y Sept-Îles (Duplessis) y por lo menos 325 en el único archipiélago de Hochelaga, incluyendo la isla más grande que es Montreal.