Véloroute du Fjord du Saguenay © Promotion Saguenay

Saguenay–Lac-Saint-Jean

Contemple el lago que ha dado el nombre a esta región, una masa de agua impresionante que se asemeja a un mar interior y el río Saguenay que corre en un fiordo espectacular. Sumérjase en la grandeza y pureza del agua dulce de esta región, la cual está rodeada y poblada por comunidades que disfrutan durante todo el año de la vida cultural y del turismo de aventura. ¡Venga y déjese seducir por este territorio vasto y fascinante!

Ubicación y acceso

Saguenay, la ciudad principal, está a 210 km de la Ciudad de Québec (carretera 175) y a 335 km de Trois-Rivières (carretera 155). También tiene acceso a Montréal por tren.

Parc national des Monts-Valin © F.Tremblay
Zoo sauvage de Saint-Félicien, ours et caribou © C.Woodward
L'Anse-Saint-Jean kayak © C.-D. Robitaille
LOUPS mahikan © Aventuraid
Dôme © Parc aventure Cap Jaseux

El fiordo de Saguenay está repleto de tesoros escondidos que puede descubrir poco a poco. Ya sea a bordo de un Zodiac o tranquilamente en un kayak de mar, siguiendo esta ruta única con precipicios abruptos, a cada vuelta descubrirá paisajes que le quitarán el aliento ante su inmensidad impactante.

Con los recorridos marítimos que ofrece Navettes du fjord (transporte del fiordo), los visitantes y ciclistas pueden encontrar productos artesanales en las tiendas, hacer una variedad de actividades y comer en los restaurantes locales ubicados en los pueblos pintorescos a lo largo del fiordo, incluso puede encontrar un buen lugar para pasar la noche. De una costa a la otra y de Saguenay hasta Tadoussac, el recorrido y la exploración de uno de los fiordos más largos del mundo lo sorprenderá más de una vez.

El fiordo de Saguenay alcanza una profundidad de 272 metros, su pared más alta mide 457 metros de altura y su longitud es de 100 kilómetros.

Saguenay−Lac-Saint-Jean cuenta con una ciclopista de más de 700 km que permite a las familias, a los cicloturistas y a los ciclodeportistas divertirse de un lado a otro por toda la región.

Este circuito incluye la famosa cicloruta de los arándanos (Véloroute des Bleuets) que rodea el Lac-St-Jean ofreciendo 256 km de pistas accessibles, cruza 15 municipalidades y da acceso a una variedad de atractivos y posibilidades de hospedaje. ¿Y qué decir de los hallazgos gastronómicos a lo largo del camino? Al lado de Saguenay, la nueva cicloruta “Véloroute du Fjord-du-Saguenay” permite recorrer las dos costas del fiordo lo cual exige mucho esfuerzo físico por lo que requiere una condición más deportiva.

Para quienes desean evitar algún tramo, pueden pasar de una costa a la otra incluso con el equipaje, muy fácilmente con el servicio de transporte marítimo Navettes du Fjord. El ciclismo es por lo tanto el principal protagonista en todas partes de la región.

En la región, más de 60 establecimientos están acreditados con el certificado de “Bienvenue Cyclistes!” que significa bienvenidos ciclistas. Entre ellos hay terrenos para acampar, albergues, hoteles y otros tipos de alojamiento.

El turismo de aventura y su naturaleza son parte del ADN de Saguenay−Lac-Saint-Jean, y la oferta turística relacionada con actividades al aire libre es impresionante. Una de las mejores formas de aprovechar esta inmensa variedad de actividades es descubriendo sus 3 parques nacionales y su parque marino.

El parque nacional Pointe-Taillon ofrece kilómetros de playa en la orilla del Lac-St-Jean, más una ciclopista única. El parque nacional Monts-Valin posée una vista completa de la región, y en invierno, puede descubrir el místico Valle de los Fantasmas (Fantômes). El parque nacional Fjord-du-Saguenay se extiende sobre las dos costas del fiordo y su nueva via ferrata ofrece sensaciones extremas. El parque marino Saguenay−Saint-Laurent le permitirá enriquecer sus conocimientos sobre estas áreas marinas incomparables.

En verano, Saguenay–Lac-Saint-Jean es un lugar de experiencias completamente únicas. Desde el lago hasta el fiordo, déjese hechizar por los panoramas grandiosos y el sin fin de actividades. Ya sea para aprovechar los 42 km de playa, para explorar mientras navega por las aguas, para degustar los productos regionales o para ser parte de las actividades divertidas, el lago St-Jean es un destino vacacional en su totalidad. El fiordo Saguenay no se queda corto en cuanto a descubrimientos. Le gustará tomar su tiempo en los pueblos pintorescos y disfrutará las fiestas urbanas de Saguenay, descubrirá a su propia manera y con sus ideas la mejor forma de explorar los tesoros escondidos del fiordo.

Los 3 parques nacionales y el parque marino tienen en total más de 1,800 km2 de áreas protegidas, lo que nos permite aprovechar al máximo de su generosa naturaleza y también nos permite protegerla.

El invierno convierte el Saguenay−Lac-Saint-Jean en un paraíso nevado con una oferta turística muy abundante.

Entre los clásicos de invierno se destacan las caminatas en raqueta de nieve en el Valle de los Fantasmas (des Fantômes) situado en el parque nacional de los Montes Valin (Monts-Valin) donde los árboles están totalmente transformados. La región también ofrece 3,300 km de pistas para motonieve, con excelentes condiciones hasta la primavera.

Para vivir otra experiencia única, nada como intentar pescar en el fiordo desde la comodidad de una cabaña. ¡Y qué tal el encantador pueblo de hielo de Roberval (village sur glace) con su anillo de hielo y su ambiente festivo! Si desea más, puede disfrutar de los spas nórdicos, los paseos en trineo tirado por perros y las estaciones de esquí.

El Valle de los Fantasmas (la vallée des Fantômes) recibe cada invierno 6 metros de nieve y el perÍodo de nieve es de 22 semanas en Saguenay−Lac-Saint-Jean, una de las temporadas de nevada más larga, es por eso que se goza de la estación.