Randonnée pédestre, parc régional des Sept-Chutes © Tourisme Lanaudière/J.Vigneux

Lanaudière

Ubicada a las puertas de Montreal, Lanaudière ofrece una naturaleza  aún salvaje y virgen donde la cultura y los grandes espacios al aire libre conviven. Tres palabras describen a esta región, que es una de las más bellas de Quebec : natural, auténtica y acogedora.

Location and access

Located just north of Montréal and Laval between the Laurentides and Mauricie regions, Lanaudière connects to the south shore of the St. Lawrence by way of the Sorel-Tracy–Saint-Ignace-de-Loyola ferry. Joliette is 70 km from Montréal and 100 km from Trois-Rivières.

Festival de Lanaudière © Tourisme Lanaudière/J.Vigneux
Club de golf Le Versant © Tourisme Lanaudière/J.Vigneux
Circuit cyclable des îles de Berthier © J. Vigneux
Pourvoirie Domaine Bazinet © J. Vigneux
Complexe Atlantide, Saint-Calixte © J. Vigneux

¡Despierta al explorador que vive en ti! Rema en uno de los muchos lagos o ríos de aguas cristalinas en canoa o kayak. ¡Descubre nuestras playas de arena fina antes de emprender una aventura! Para los adictos a la adrenalina, prepárense a vivir un sin fin de emociones suspendidos de los árboles con las variadas actividades aéreas.

Ve de pesca o simplemente disfruta de las instalaciones en medio de la naturaleza con alguno de los proveedores de la región. Muchos de ellos también son complejos turísticos y centros al aire libre de cuatro estaciones para toda la familia.

Los amantes del senderismo estarán encantados con Lanaudière. Inmerso en una naturaleza intacta, descubre los atractivos senderos escénicos y paisajes excepcionales. Ven a respirar aire fresco mientras admiras una gran variedad de flora y fauna. ¡La belleza y la relajación están garantizadas!

Dos terceras partes del territorio de Lanaudière se componen de tierras de propiedad pública. Un campo de juego para ¡explorar y descubrir!

En Lanaudière es posible revivir el pasado tomando  “le Chemin du Roy”, la carretera histórica más antigua de América del Norte, o visitando uno de los complejos preindustriales más grandes del siglo XIX en Quebec, el sitio histórico de Île-des-Moulins que está situado en el animado barrio de Vieux-Terrebonne.

Siendo la cuna de la música tradicional, ¡Lanaudière también ofrece una multitud de festivales y eventos para toda la familia y todos los gustos! Numerosos museos, galerías de arte, centros de artesanías, tiendas de antigüedades, teatros de verano y los principales espectáculos de música clásica conforman un gran conjunto: la expresión de un dinamismo cultural que a menudo se pasa por alto.

Cuando haya buen clima aprovecha los lugares al aire libre y deja la visita de museos y galerías de arte para los días lluviosos. Por la noche, la variedad de espectáculos de verano es considerable, desde teatros- restaurante hasta conciertos clásicos al aire libre.

El Festival de Lanaudière, en Joliette, es el festival de música clásica más grande de Norteamérica.

En Lanaudière descubrirás una naturaleza rica y aún poco conocida. La región está repleta de actividades y vistas impresionantes que te dejarán sin aliento. Las peculiaridades de Lanaudière se descubren al ritmo de las estaciones, lo que te permite contemplar sus tesoros escondidos en cualquier época del año.

Lanaudière, el reino de los resorts, es ideal para practicar senderismo, caza y pesca, cicloturismo, motos de nieve y deportes donde te puedes deslizar. También las especialidades locales abundan, tales como: bisonte, pato, licor de fresa y otros productos regionales únicos. Los aficionados a la historia quedarán fascinados con una parada en los sitios patrimoniales, por no mencionar los grandes eventos deportivos y culturales con los que cuenta. ¡Lanaudière te está esperando!

Lanaudière tiene la mayor concentración de proveedores de experiencias al aire libre al norte de Montreal, siete parques regionales, el Sendero Nacional y dos reservas de vida silvestre (Rouge- Matawin y Mastigouche). Además, dos tercios del Parque Nacional de Mont-Tremblant se encuentran en el territorio de Lanaudière.

¡Es en Lanaudière que los verdaderos placeres invernales se descubren! ¡Observa las montañas, cascadas y lagos mientras haces esquí de fondo o con raquetas de nieve en nuestros impresionantes senderos escénicos! Los amantes de las motos de nieve quedarán deslumbrados por las vistas panorámicas y la calidad de los 2,300 km de senderos.

Desciende las pendientes en alguno de los centros de esquí alpino, patina en la pista de hielo más larga del río en Quebec, siente la emoción en nuestros centros de tubbing, experimenta un paseo en un trineo jalado por perros y ¡descubre la pesca en hielo!

Después de un día al aire libre, descansa en un centro de bienestar que ofrece el mejor cuidado para tu cuerpo y mente. Además, podrás despertar tus papilas gustativas mientras saboreas una alta gastronomía basada en productos locales. Finalmente, ¡aprovecha la gran variedad de alojamientos que ofrece la región para extender tu estadía en pleno corazón de la naturaleza!

La región de Lanaudière tiene cuatro estaciones de esquí con tres de las cinco elevaciones más largas al norte de Montreal.