Una gente cálida

El actor Alan Estrada se enamoró de nuestra gente, diciendo que somos unas personas que « hacen lo que aman y aman lo que hacen, siempre queriendo ser felices y auténticos. »